Mindfulness

“Mindfulness” es el vocablo inglés que se emplea para traducir el término “sati” (idioma pali), que denota consciencia, atención, recuerdo (Siegel y cols., 2004).

Mindfulness se traduce por “atención plena”, “atención consciente” o “consciencia plena” y significa prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación, (Kabat-Zinn, 2004).

Mindfulness propone entrenar nuestra atención (de una forma abierta y voluntaria), desarrollando una serie de actitudes como la aceptación, la paciencia, no juzgar, no forzar… para poder identificar en cada instante el momento que surge tal y como es, incluyendo las propias sensaciones, emociones y pensamientos. Este tipo de atención nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestra vida, en el aquí y el ahora.

Esta práctica implica focalizar nuestra atención en lo que estamos haciendo y sintiendo, para ser conscientes de nuestro cuerpo, mente y conducta. Este entrenamiento nos ayuda a reducir las rumiaciones de la mente (acontecimientos del pasado o del futuro) y el vagar de pensamiento en pensamiento, además de ir desconectando poco a poco el modo “piloto automático”, donde actuamos de forma automática e inconsciente, lo cual nos separa de la realidad inmediata y de una adecuada toma de decisiones en múltiples ocasiones.

De esta manera y tras el entrenamiento mental de nuestra atención, podemos empezar a ser menos reactivos, para ser más conscientes de nuestras reacciones y decisiones.

Se trata de entrenar nuestra atención para ser capaces de dirigirla a voluntad a lo que nos interesa en cada momento, sin vernos atrapados por la distracción o los cientos de estímulos que nos asedian en nuestro día a día… nuestra atención se enfrenta a un gran reto y es lograr permanecer estable en un mundo lleno de cambios y distracciones. Mindfulness se puede entender como una práctica para desarrollar atención plena (prácticas de meditación), y también se entiende como un proceso psicológico (estar consciente o atento, mindful).

Mindfulness se ha convertido en una herramienta muy extendida en el campo de la psicología, la medicina, la neurociencia, la educación y la empresa debido a la positiva repercusión en el bienestar físico, psicológico y emocional de las personas que lo practican.

Con la práctica de la atención consciente se puede reducir la ansiedad, la impulsividad, la distracción, el sufrimiento… Se puede aumentar la concentración, la atención y la capacidad de aceptar la realidad con menor resistencia a lo que nos disgusta… Potenciar nuestra autoconsciencia y meta-cognición, favoreciendo una adecuada toma de decisiones.

Qué no es mindfulness

  • No es dejar la mente en blanco
  • No es imaginación
  • No es escapar del dolor
  • No es dejar de sentir emociones
  • No es estar en piloto automático
  • No es escapar de la realidad

 

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close